04 julio 2008

¿Independencia?

¿Se puede ser independiente?

Cuando al personaje Benjamin Martin (Mel Gibson), en la película “El patriota” (2000), se le pregunta porqué no se unía a la lucha de independencia responde:
“¿Porqué debería estar de acuerdo en cambiar un tirano a tres mil millas por tres mil tiranos a una milla de distancia?”
Creo que el término “independencia” o “independendiente” al igual que las palabras “libre”, “patria”, “patriotismo” con frecuencia se utilizan de forma manipulativa e interesada. ¿Existe en verdad la independencia? ¿Con qué se come eso? De alguna forma, todos dependemos de algo, por lo que opino que la independencia absoluta no existe. El mismo apóstol Pablo afirma, en cuanto a la vida cristiana:

Porque el que en el Señor fue llamado siendo esclavo, liberto es del Señor; asimismo el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo. 1 Co. 7:22
Recuerdo hace unos años discutía con una persona que vivía embriagada, la cual me decía “bebo porque soy libre y hago lo que quiero”, a lo que yo le respondía, “en realidad bebes porque eres esclavo de la bebida y no puedes dejarla, de manera que no haces lo que quieres, sino lo que tu amo te ordena”.

¿Qué es la independencia? Creo que tal término solo se puede aplicar “en relación a” algún objeto o causa. Basta citar, por ejemplo, a un ejecutivo que renuncia a una corporación para “ser independiente y trabajar por cuenta propia” pero en realidad pasa a ser esclavo de su nueva empresa y/o de sus clientes.

Siendo que siempre dependeremos de algo, mejor que sea de Dios, el único ser justo y fiel, el único digno de confianza.

8 comentarios:

Gusmar Sosa dijo...

ey brother saludos. Es cierto lo que dices al final, si somos dependientes de algo, mejor serlo completamente de Él. Bendiciones.

El Ojo Protestante blog dijo...

Orlando
¡Que buena la frase de Gibson! La había olvidado por completo.
Tu elucidación es brillante. Y por supuesto se advierte que eres una persona que ama la Libertad pero que no se las cree todas.

Si yo fuera un chavista empedernido interpretaría que aludes (con imagen y todo) al modelo que predican efusivamente los cultores del sistema occidental a la norteamericana. Pero me entero que se celebra la independencia de Venezuela. Entonces quizá cuestiones a aquellos que llenándose la boca de independencia regurgitan tiranía. En fin, probablemente sea “que se ponga el sayo a quien le quepa”.

Así y todo, y teniendo presente mi total acuerdo con tu mensaje, haciendo todas las salvedades que se nos ocurran, creo que el concepto de independencia es válido y honorable.
Pero solo si esa independencia es consecuente con la idea de Libertad. Porque se puede ser independiente pero esclavizado como en el modelo comunista. Pero si, como el personaje de Mel Gibson que grita al final de la película ¡¡Freedom!!, la independencia viene con ella, entonces vale, y su precio es incalculable.

Es cierto, nunca se puede ser absolutamente independiente. Es que así es la naturaleza humana. Nacemos atados de un cordón y necesitamos que nos entierren. Pero la idea de independencia, también es inherente a la condición humana. Entonces es cuestión de decidir -si es posible- de quien, y en que modo y medida, vamos a depender.

Creo que, políticamente hablando, prefiero depender de un modelo más que de un país. Pero ese modelo tiene que priorizar el valor de la Libertad. Y solo hay verdadera libertad cuando, no solo no se encarcela al disidente, sino cuando se encarcela al victimario. La verdadera libertad no puede estar aislada del concepto de Justicia. Es lo que no tienen los países gobernados por tiranías. Independientes quizás, pero injustos hasta el asco.

Y en el plano espiritual. Bueno ¿Qué opción mejor a depender de Jesucristo si queremos ser libres?
Viva la Independencia, pero ¡¡VIVA LA LIBERTAD!!

Te envío un abrazo
Dany

Jóse dijo...

Wow, ¡vaya tema!

Creo que en cuanto al quehacer político y las ideologías de hoy, uno -el cristiano- debiera alejarse completamente de eso. Luchar por no depender ni rendir cuenta a algún pensar político, porque todo, todo, se ha corrompido...y nos recuerda "quién" es el príncipe de este mundo.

Por otro lado...pienso que lo mejor es disfrutar de el binomio libre albedrío/siervos de Cristo: verdaderamente libres y sincera y voluntariamente buenos siervos.

¡Un abrazo!

Orlando Inagas dijo...

Daniel!!
Hombre, que tremendo comentario que has hecho palidecer el post... je je
Un abrazo, mi lúcido hermano y amigo.

Orlando Inagas dijo...

Gusmar:
Saludos Brother.
Gracias por visitarme, una vez más.

Orlando Inagas dijo...

José
Paisano Guantanamero,
Asi es, y mas o menos eso trate de opinar. Somo siervos del Señor. Pero por cierto, Él mismo nos dice que su yugo es ligero. A mi, me gusta.
Un abrazo.
:D

Keila dijo...

De acuerdo, Orlando. Debemos depender de Dios, pues así -curiosamente- somos verdaderamente libres.

teo dijo...

Mi nombre es Teofilo Vizcaino, de Republica Dominicana. Nos interesa hacer un intercambio de links con ustedes. Si así lo desean, pueden dejar un comentario en nuestra página y procederemos. Gracias. www.renuevodominicano.com