26 agosto 2008

Receso...¿Sabatico?

Hay momentos en nuestra vida que llegamos a cuestionar el porqué de muchas cosas. Estos no han sido los mejores días que he tenido. Me he llegado a sentir agotado y quizá hasta algo frustrado.

El amor a la escritura ha decaído. No me place igual que al principio. He llegado a considerar la posibilidad de cerrar el blog, pero algo me detiene. No es sencillo deshacerse de algo que lleva tu nombre.

Me he sentido agotado de discutir doctrinas, costumbres, teologías, nuevas modas y mañas. Me pregunto porqué es así cuando se supone que todos deberíamos tener al Espíritu Santo que nos guía y enseña en todo. Estas discusiones a veces parecen prolongarse al infinito. Estoy agotado de ellas, bien sea por correo o en la vida cotidiana.

Me he sentido agotado de tratar de enseñarles a mis compatriotas que el cristiano no debe ser totalmente indiferente a la política de su entorno. Históricamente, en nuestra América Latina, los líderes cristianos –e iglesias por consiguiente - siempre se han cuadrado a favor de las dictaduras de turno, algo realmente incomprensible y…despreciable.

Estoy seguro que el tiempo me dará la razón. Tenemos el presidente que nos merecemos, y me temo que Venezuela merece ser castigada por su ignorancia y terquedad. Mi consuelo es que, al igual que Israel, no seremos esclavos eternamente en Egipto. Algún día saldremos a la libertad de la Tierra Prometida.

Me he sentido agotado de gastar largas horas frente al computador, mientras mi vida se consume poco a poco. Por ahora preferiré el contacto directo, una interacción mayor hacia aquellos que me rodean, familia, hijos inquietos incluidos.

Pido perdón a los que me han invitado a participar en algún que otro blog. No puedo, es decir, no he podido (¿o querido?). Les autorizo (o pido) que me borren de los administradores. A aquellos que lo deseen, quiten también el link a este blog, ya que no se va a actualizar en… un buen tiempo.

He conocido gente maravillosa que no voy a nombrar, porque siempre se deja injustamente a alguien por fuera. Ellos saben quienes son. Les amo mucho.

Me reservo el derecho a regresar, en algunos meses, quien sabe, o a principios del año entrante. Hay muchas cosas que reflexionar y enderezar.

Si desean algún contacto, por favor escríbanme a orlandoinagas(at)Hotmail(dot)com.
Intentare no perderles la pista. Me despido con el primer slogan que usé:
...simplemente un amigo.

12 comentarios:

Keila dijo...

Hola Orlando,
Todo tiene su tiempo, y quizá este tiempo no es para bloguear. Pero solo quiero decirte que: no dejes de escribir (aunque sea en una libreta, ya vendrá el tiempo de publicar).
Tienes una prosa muy limpia y eres muy claro en tus argumentos (sin olvidar que ¡tienes algo que decir y lo dices bien!), lo que es tan difícil encontrar en muchos otros blogs.
Te echaremos de menos, pero este no es un adiós, sino un hasta luego. Espero nos sigamos la pista.
Saludos,
Keila

elim-el oasis de Eva dijo...

Hola Orlando, la verdad es que se te nota agotado...siento que te vayas porque me parecían muy aclaratorios tus comentarios sobre Venezuela, ya que por aquí (España) las noticias son del color del que las cuenta...
¡que el Señor te bendiga en este "intervalo"1

Luis Enrique Alvarado dijo...

Dios te bendiga Orlando
ANIMO hermmano, se que es dificil pasar por lo que estas pasando, algo parecido le paso a Elias lo recuerdas? Pero te animo para que sigas adelante, pues hay un remanente fiel que si busca a Dios.
Animo Orlando que tu trabajo NO HA TERMINADO estoy seguro.
Atte.
Luis E. Alvarado
http://verdadyluzhoy.blogspot.com/

Alejandro Vazquez dijo...

Orlando, hermano,
Recibe un fuerte abrazo y mi gratitud por tu magnífico blog.
Al igual que tu estoy agotado de las 'doctrinitis' y el alegato permanente en que se ha vuelto la blogósfera cristiana.
Yo creo que en algún momento continuarás tu labor, quizá no en lo mismo, pero la vocación que nos llamó a abrir nuestros blogs es más fuerte que nosotros.

El Ojo Protestante blog dijo...

Quienes blogueamos a conciencia sabemos de que se trata.
Estoy contigo.
Un abrazo fraterno.
-Dany

Jóse dijo...

...Y gran amigo has sido, Orlando.

Te entiendo completamente, ya que muchísimas cosas que has puesto aquí las siento y las he sentido. Pero yo creo que ese hastío, en Dios, siempre es esperanzador y conduce a algo bueno y nuevo.

Un gran abrazo, hermano. Aquí estamos, ¡shalom!

Jaaziel dijo...

Mi muy querido hermano.
Se bien que será un "intervalo", se que el Señor es tu fortaleza, y Él quien levanta tu cabeza.
Hay veces, en que el Señor nos lleva a "cuevas" o "desiertos" para que crezcamos, para que tomemos perspectiva...
Se que los lazos que el Señor han puesto durante estos años no se quebrarán.
Te amo en el amor de nuestro Señor

Isa dijo...

¡Hola hermanito!, sé que algún día regresarás, y como la loca que se sienta frente al mar a esperar al que se fue, no borraré tu link. Sé que algún día regresarás. También conozco que el trabajo para el hombre es más pesado, ¿ves por qué estoy contenta de ser mujer?, se puede ser simple de manera más fácil, ja,ja,ja.
Saludos y hasta tu pronto regreso, aqui esperaré, abanicada por la brisa del mar y como dice la canción: "moviendo el abanico".De cualquier manera, sabemos cómo podemos comunicarnos.
God bless you.

Brisa Nocturna. dijo...

Amigo Orlando, tomate tu tiempo....

Te estaremos esperando y extrañando.

Bendiciones.

Victor Cabrera dijo...

Sí, tómate tu tiempo, descanza y comparte con tu familia, que todo tiene su tiempo... pero no mucho, pues te necesitaré en el campo de batalla... no nos dejes!

Te dejo esto:
"No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos." (Gálatas 6:9)

Te esperamos!

Felipe Gonzalez dijo...

Orlando, acabo de visitar tu blog, y es ¿coincidencia? que te vas por un tiempo.

Tomate tu tiempo, descansa y pasala con tu familia, es necesario. Si te sientes consumir frente al computador y es como una vela (dando luz a su alrededor)te estas consumiendo bien.

Se como te sientes por la situacion de tu pais, ya yo "me se ese cuento", soy cubano, no te digo nada, y te lo dije todo.

Simon Bolivar escribio en una de sus cartas al final de su carrera, "...lo mejor que se puede hacer en America es emigrar..." Esa carta no la van a leer en tu Venezuela de hoy.

Perdona, pero no te hare caso, terminado este comentario pondre el link de tu blog en el mio.

Regresa pronto, te necesitamos en la trinchera, recibe un abrazo de simplemente, otro amigo.

Felipe Gonzalez
desde Miami, Florida.

Jomayra dijo...

Dios le bendiga. Pase por casualidad por aca queria saludar y felicitarle por su blog. Siga adelante siempre. LLegaran siempre los vientos contrareos pero Dios siempre tiene el control y no nos dejara navegar solos.
Jomayra
Arte Radikal Para Jesús