13 enero 2010

Caso Rosenberg se "resuelve" convenientemente

No podía tener un final más conveniente el caso de Rosenberg. La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG - auspiciada por la ONU), con el jurista español Carlos Castresana a la cabeza ha revelado que el mismo Rosenberg fue el planificador de su muerte, liberando de culpa a cualquier tercera parte. Él mismo se amenazaba por teléfono y él mismo se mandó a asesinar. A mi parecer, solo falta que digan que él también planificó la muerte Khalil y Marjorie Musa.


Ahora solo falta que un juez valide los resultados de las investigaciones... ¿Será muy difícil? Acá a cada rato se compran las decisiones de los jueces y en la mayoría de los casos simplemente se les impone lo que deben dictar. A decir del diario ABC:
El titular de la Cicig, el jurista español Carlos Castresana, reveló hoy en rueda de prensa que Rosenberg planificó su propio crimen y desvinculó a Colom, a su esposa, Sandra, y a Alejos de tener participación en el asesinato, perpetrado el 10 de mayo del año pasado.
Un momento, esa declaración me parece arbitraria y hasta innecesaria. Puede que haya “probado” esta especie de suicidio, pero no puede ni vincular (ni desvincular) lo segundo. ¿Por qué esa prisa de Castresana en absolver a los ya indicados? Es algo que llama la atención.

Embelesado con la recién decretada inocencia, el Presidente de Guatemala aclamaba a todo pulmón “ha triunfado la bondad” ¡Válgame Dios! Habrase visto mayor petulancia… Mientras, los diarios de Cuba enviaban felicitaciones y el mismo Hugo Chávez congratulaba a su colega…

Se tiene que ser muy cuidadoso con lo que dice y no quiere decir este caso. En el supuesto que el mismo Rodrigo Rosenberg se hubiese mandado a asesinar; eso no quiere decir que todo lo que dijo era mentira. Ahora quieren hacer ver que no hay caso de corrupción de por medio, que la impunidad en Guatemala (y en toda nuestro ámbito tercermundista) es una farsa. Que los gobiernos y los presidentes son los seres más pulcros e inocentes; que no existen mafias organizadas en los diferentes sectores que arreglan todo mediante el sicariato.

Al grupo de Facebook que se hace llamar “A mí también me timó Rosenberg” le sugeriría que vieran de nuevo el vídeo, y aunque supongan que él mismo se mató, escuchen con atención el restante de la denuncia, pues para mí no ha cambiado sustancialmente la realidad. La realidad de la gran corrupción en la que vivimos todos los latinoamericanos, enceguecidos, engañados y estupidizados por los gobiernos de turno.




Nuestro atraso no es culpa de las potencias extranjeras, nuestro atraso es culpa de nuestras mentiras, nuestros vicios, nuestra corrupción e incapacidad para salir de foso de la ignorancia y el retroceso.

Rodrigo Rosenberg: del heroísmo ¿a una trama de telenovela?

CICIG: Hermanos Valdés Paiz son los autores intelectuales del crimen

Colóm satisfecho por el "fin de la infamia"


2 comentarios:

Isa dijo...

¡Orlando! Espero que te guste tu piñata. Y no te vayas a meter a recoger los dulces cuando le estén dando duro a la piñata, porque te puedes llevar un palo por la cabeza, ¡ay!
De nuevo...¡Feliz Cumpleaños!

Unknown dijo...

Isaaa! Thanks hermanita!!
Ah ja ja jaaa.
Siempre me están dando palos en la cabeza por meterme antes que tumben la piñata. Pero no importa... total la diversión lo vale...
Abrazos, desde la cálida tierra guayanesa (Venezuela).