05 noviembre 2008

Obama...el Sueño Americano?

El momento no podía ser más emotivo y las circunstancias históricas y económicas no pueden darle un marco más expectante.

Esta madrugada, en Chicago, un hombre de solo 47 años, de padre nacido en Kenia, criado en Hawai e Indonesia, salio a saludar al público en un momento que no creí posible sucediera en mis días: una familia de color asumiendo el papel de familia presidencial en los Estados Unidos.

Bastó ver las lágrimas del reverendo Jesse Jackson, ese curtido luchador (con quien Obama ha tenido agrios episodios) para sentir más la importancia del momento. Un mestizo, hijo de inmigrante, se convierte en Presidente de una de las mayores potencias del mundo.

Muchas interrogantes quedan en el ambiente. Este, que parece ser otro ejemplo del "american dream come true", lanza al aire cientos de preguntas e incertidumbres. Muchos dudan de su capacidad, así como en el ámbito religioso algunos se atreven a decir que es "un musulmán disfrazado".

En este aspecto, me atrevería a darle crédito a Obama. Se necesita mucha fuerza de carácter, entereza y convicción para asumir la religión cristiana, aunque tu padre y luego tu padrastro te hayan tratado de infundir el islamismo. Creo en las raíces cristianas genuinas de Obama, aunque ello no le va a eximir de fallos, como cualquier ser humano; y la razón por la que me atrevo a creer en su genuinidad estriba en el episodio que ocurrió en el muro de los lamentos de Jerusalén:

Cuando Obama depositó su oración, según la tradición, no imaginó que un niño (en un acto calificado de sacrílego) iba a robar el papel , haciendo pública la misma ¿Qué decía la oración de Obama? Cualquiera pensaría que diría "ayúdame a ser presidente Oh Dios", pero no fue así. Su oración, corta, era la siguiente:
“Señor, protege a mi familia y a mi. Perdona mis pecados y ayúdame a evitar el orgullo y la desesperación. Concédeme la sabiduría para hacer lo justo y correcto y conviérteme en instrumento de tu voluntad”.
Hoy Dios le concede a Obama una oportunidad única, aunque, como mencioné anteriormente, hay miles de preguntas en el aire. ¿Lo dejarán gobernar los factores de poder? ¿No intentarán atentar contra su vida los sempiternos racistas extremistas? ¿Seguirá manteniendo sus convicciones, aún luego de probar las mieles y tentaciones del poder? ¿Cuál será su papel en la disputa árabe - israelí?


Por ahora, damos gracias a Dios por esta oportunidad, y rogamos de todo corazón, que cuide y otorgue sabiduría a este hombre, a fin de aliviar en algo las penas de muchos seres humanos, no solo en EU, sino en diferentes lugares del mundo.

Agregado:
Unos días luego me percaté que Ricardo Gondim (en el blog que traduce el estimado Gabriel Ñanco) también tuvo unas impresiones similares.
Link:
Los Mansos Herederan la Tierra

11 comentarios:

El Ojo Protestante blog dijo...

Orlando

Los latinoamericanos estamos demasiado acostumbrados a los cambios, en ocasiones aterrorizados y otras veces rogando por uno.
Sin embargo, para Estados Unidos, la regla histórica ha sido la estabilidad, más allá de los matices.
Podría ser que, esta vez, el cambio sea en serio.
La propuesta "humanista", supuestamente "pluralista" de Obama puede abrir una caja de Pandora si no se vigila de manera adecuada.
Hay quienes sospechan que se viene un relajamiento de las represiones morales sociales.

Obama tiene el apoyo masivo de la gente, no sé si desde el establishment.
Vientos de cambio ¿Retórica?
No lo sé. Probablemente sea real.

El caos no es buen consejero a la hora de decidir. Del caos surgieron los más grandes dictadores.
Espero que el señor Obama y su gente no cambien los principios sobre los que están fundamentados los Estados Unidos y que sea un buen presidente

Te mando un abrazo.
¡Que bueno leerte otra vez!

-Dany

Orlando Inagas dijo...

Gracias Dany.
Y que bueno contar con tu apoyo y comentarios.
Tambien respondi un poquito mas amplio en nuestro blog comun de Cristianos por Israel.
Un abrazo, de tu siervo
:D

iglesiando dijo...

Orlando, muchos cubanos como yo padecemos un tipo de paranoia producto de la experiencia traumatica que sufrimos en nuestro pais debido tambien a la palabra CAMBIO.
En Cuba de tanto que se quiso cambiar, se cambio todo....y todo en realidad no hay que cambiarlo. Hoy, despues de 50 anos, Cuba es la muestra del "CAMBIO".

Yo realmente no me atrevo todavia a dale credito a Obama como lo hiciste tu, prefiero esperar. Tengo 4 anos para saber si esa oracion que puso en el muro de los Lamentos fue genuina, y si en verdad el cristianismo de el es real.....prefiero esperar.
Cuando vi entrar a la familia Obama al acto de aceptacion presidencial con una combinacion de ROJO y NEGRO.....la paranoia se me activo....esos fueron los colores del CAMBIO que hubo en Cuba....y que tambien han llegado a tu Venezuela.

Prefiero esperar....

Saludos desde Miami, y que bueno que estas escribiendo...seguimos adelante.

Felipe

Isa dijo...

¡Amén! y bienvenido de nuevo hemanito.

Brisa Nocturna. dijo...

Hola Orlando, que bueno leerte de nuevo,lo digo sinceramente hermano. Concuerdo con tu sentir, ya he escrito algo al respecto en mi blog.Muchos saludos =)

Gusmar Sosa dijo...

Mi hermano espero estes bien, ya tendremos tiempo de averiguar el desempeño y la influencia de esta gestiòn en latinoamerica.Saludos.

Orlando Inagas dijo...

Hermano Felipe:
Gracias por estar en contacto. Yo creo que ese es un temor natural, pero al mismo tiempo pienso que ese tipo de cambio no ocurrirá en EU, valga decir, en la capital mundial del capitalismo.
Cualquier cambio que Obama intente, seguro encontrará una gran pared en la opinión pública.
Por lo tanto, no creo que haya cambios "hacia la izquierda" en su gestión. De todas formas, iremos viendo en la marcha.
Un saludo,
:D

Orlando Inagas dijo...

Brisa,
También te visito en tu blog para compartir un poco.
Abrazo!

Orlando Inagas dijo...

Gusmar:
Asi es mi hermano "compatriota", je je.
Saludos, nos vemos por tu blog
:D

Orlando Inagas dijo...

Isa!
Se me quedaba tu comentario. Nos vemos por tu blog
:D

Jóse dijo...

A propósito de los ataques contra su fe, nadie sabe cuál es la relación de Obama con Dios...qué tan bien o mal está, pero yo también creo en su fe sincera. En que al decir "soy cristiano", lo cree realmente.

Que Dios le conceda la sabiduría que pidió.

¡Un abrazo, hermano!

Me alegra verte de vuelta.