26 enero 2007

LA CANCION PROHIBIDA

Stanislao Marino fue el cantante cristiano que más vendió e influyó en Venezuela a finales de los años setenta y mayor parte de los ochenta. Escuchar su música te hacía sentir la presencia de Dios, y te daba ánimo para continuar adelante.

Recuerdo que hace algunos años canté con mi guitarra una canción suya, en una actividad especial de la Iglesia, el titulo era "Ayuda a tu pueblo", una canción con la cual yo oraba y rogaba al Señor. Varios hermanos me dijeron que fue de bendición.

Lo que me sorprendió fue la actitud de mis lideres de entonces:
"Ese tipo de canción no se debe cantar en nuestra iglesia". Me quedé sorprendido con esta apreciación. Varios años después de eso, ahora puedo entender su preocupación, pero aún no puedo compartir esa visión de las cosas. No creo que callando los males de la iglesia estemos aportando mucho a la solución, aunque tampoco estoy de acuerdo en "destruir la casa" y los ministerios. No volví a cantar este tema en público, por esto lo llegué a llamar "La canción prohibida" y creo que su mensaje continúa más vigente que nunca.

Muchos conocen en latino américa a Marino, aunque tengo la leve impresión de que no han oído sus primeras canciones. Ahora podemos aprovechar los nuevos recursos para darlas a conocer.



Dime Señor, porqué hoy no se ve
Lo que dijiste, que en este tiempo, la gloria sería mayor
Tu pueblo anhela, anhela ver, las maravillas de Jesús
Pero han convertido el evangelio
En otra religión Señor.
Y hoy son muy pocas las iglesias
Donde se siente bendición
Porque están llenas de pecados
Hombres corruptos, sin amor
///Oh oh oh///

//Ayuda a tu pueblo, que ya está cansado de escuchar
Palabras de hombre, que haré ahora al ver la gloria de Dios//

Mira Señor, que tiempo de dolor
Para tu pueblo, que gime en oración
¡Cuántos tropiezos! ¡Cuantas caídas!
¡Cuantos hermanos lloran hoy!
Porque han convertido el evangelio
En otra religión Señor
Y hoy son muy pocas las iglesias
Que están unidas con amor
Porque están llenas de pecado
Hombres corruptos sin amor

///Oh oh oh///

//Ayuda a tu pueblo, que ya está cansado de escuchar
Palabras de hombre, que haré ahora al ver la gloria de Dios//

8 comentarios:

adriana dijo...

hola .

mi nombre es adriana,soy de chile,quiero desirle que escucho mucho sus canciones ,me llenan de paz esperanza,pero tambien estoy muy trizte ,hase un tiempo en santiago una amiga me llebo a una iglesia y asepte a jesus ,fue lo maximo en mi vida ,pero mi vida siguio hubieron cambios,familiares lo que me alejo de el,se y siento que el vive en mi todabia lo he buscado pero ya no es igual ,pero siento en mi corazon algo muy fuerte ,una nesecidad tan grande que oro y le pido fuerzas ,me siento desconsolada,y escucho las alabanzas,y vienen muchas emociones ,y es por eso que quiero desirle gracias por tener esta pagina tan hermosa.!bendiciones!.

Orlando Inagas dijo...

Saludos Adriana, gracias por comentar.
Yo creo que amas al Señor, de allí que afirmas que "siento en mi corazón algo muy fuerte". Sin duda, amas a Jesús y te sientes inclinada a buscar su presencia.

No obstante, de mi propia experiencia y de lo que he podido compartir con otros hermanos te diria que debemos desprendernos de las emociones, las cuales, en muchas ocasiones, son engañosas.

Debemos aprender a caminar en fe, y no por sentir. A veces sentiremos, otras no; pero Dios es real en nuestra vidas. Hay ocasiones en que parece que Dios nos estuviera tomando de la mano, hay otras en que parece que ni siquiera esta cerca. Por ello, te digo, las emociones son engañosas.

¿Recuerdas el caso de Elías? La Biblia nos dice que se sintió agobiado y desanimado hasta el punto de decirle al Señor: "Solo yo he quedado para servirte". La respuesta de Dios fue clara: "me he reservado Siete mil que tampoco han doblado sus rodillas a Baal". ¡Todo un pueblo!

Busca al Señor. Persiste en amarle por encima de todas las cosas; pero que en tu caminar gobierne tu fe y no tus emociones. Ellas son engañosas.

Dios te guarde

Doris Romero dijo...

Apreciable Hermano: Es una hermosa alabanza en la cual solamente se refleja la realidad de la iglesia y alabo a Cristo por el valor del hermano Marino de predicar a traves de la música la verdad. Es un hermano con mucha unción, ya que cada vez que escucho su alabanza, la gran tribulación, no puedo evitar llorar por sentimientos encontrados, primero el gozo que será ver al Señor, y el dolor por quienes no han creido al evangelio. Gracias por publicar esta nota, es de gran bendición y qué bueno fuera que se transmitiera en las iglesias, donde muchas veces somos los primeros en señalar a los del mundo y no nos damos cuenta que talvez nosotros estamos igual o peor, pues no solo no entramos sino que somos tropiezo para que otros no entren. Recordemos que el juicio iniciará por la iglesia, así que adelante en la obra y a Predicar no miel para los oidos, sino la verdad que cambia y transforma.

Anónimo dijo...

Ahora mas que nunca, esta alabanza deberia estarse cantando en las iglesias para que la venda de muchos caiga especialmente de los lideres que han metido ese nefasto g-12 a sus congregaciones, desatando la apostasia en medio de los creyentes.

carlos arizal dijo...

Me alegra que haya geente tan llena de Dios en este mundo tan perverso que solo busca el dinero, me alegra Stanislao y su musico el verdadero Dios lo escogio y el canta la musica cristiana sana.

Anónimo dijo...

Dios le dio el don de evangelizar a Marino por medio de estas canciones, y te voy a decir que Dios le dijo que cantara esta cancion a Marino, no para criticar a la iglecia, si no para que esas personas o ministros se den cuenta y se arrepientan, les esta hablando a ellos, y a las ovejas para que les den el entendimiento de apreciar si pertenecemos a un iglecia de falsos profetas. sea lo que sea si existe este tipo de iglecias desgraciadamente y pido a Dios que les perdone y se arrepientan.

Unknown dijo...

Aunque no asisto a ninguna iglesia las canciones de marino me acercan mucho a Dios
Sonia central falls RI

estrellanica dijo...

Las canciones de Marino fueron las que aprendi de niña porque eran las preferidas de mi abuelita pero hoy se y siento que son palabras inspiradas por Dios en esas lindas melodias que le dio al hermano Marino. Me dan Paz gozo y ganas de alabar a Dios con ellas. Esta principalmente es una de mis favoritas, como desde hace años se venia presentado la corrupcion y pecado en las iglesias... hoy en dia seria la que mas deberia de sonar.