08 octubre 2006

Carta de Raúl

En mi breve transitar por el mundo de blogs y bloggeros, me he dado cuenta de que a mucha gente no le gusta (o quizá no sabe) que existe un lugar para dejar comentarios. Pienso que esta es una excelente forma de estar en contacto; es una de las mayores ventajas no solo de blogs, también muchas páginas de internet contienen un apartado para tal fin. Por cierto, ¿Alguno sabe qué le pasó a los foros de Noticia Cristiana? los han eliminado sin ton ni son, supuestamente por un "abuso" y digo yo ¿No era más simple bloquear a los abusadores? Después de todo, solo los usuarios inscritos podían dejar sus impresiones... veremos que tal; pero desde aquí dejo mi nota de protesta, aunque con mucho respeto al equipo...

Como muchos no buscan los comentarios, he decidido publicar alguna que otra carta, siempre con permiso de los autores, para dejar constancia de lo fructífero que puede ser un intercambio de ideas. Doy gracias a mi hermano Daniel Dañeiluk a través de quien he podido conocer a Raúl Campomás, hermano de acá de Venezuela. Él es el autor de la presente carta:

Estimado consiervo,
Muy amable el comentario registrado en tu blog. Ciertamente, siempre es motivo de regocijo conocer mas y mas hermanos para aprender muchas cosas nuevas. Gracias al Señor, que nos ha dado la ciencia para crear estos medios de intercambio de informacion, como la internet. Es una verdadera maravilla.

Con respecto, a lo del nivel de apologética... je je !!!, no varón, no tengo capacitación formal en apologética, si en eso estabas pensando. Por el momento, la capacitación se ha basado en leer mi Biblia, pensar y pensar y pensar en los pasajes leidos, buscar el por qué, el para qué, que traducción tienen en la vivencia cotidiana, de qué forma puede uno nutrirse de los sermones de los pastores (empezando por el de mi propia congregación, claro está) o de como el Señor ha ido formando a otros hermanos, eso ha sido todo. No tengo ninguna aversión hacia la preparación formal en Seminarios o Institutos Biblicos.

Lo que si sé varón, porque la Biblia así lo dice (aunque entre dicho, no explícitamente), que la apología mas contundente es la de hacer a Cristo palpable a los sentidos de nuestros familiares, hermanos y no creyentes conocidos o no, desde nuestra propia vida. Y por supuesto es algo en lo que apenas me he propuesto crecer.

Supe de tu blog, a partir del primer blog que publicara el hermano Dañeiluk, gran amigo de Argentina. La primera vez que lo vi, todavía conservaba el formato de fondo negro y el ultimo artículo publicado era cuando cuestionabas las "nuevas luces" con respecto al atentado del 11S.

Como sabes, hice mi primer comentario despues de leer tu crítica acerca de la tristemente famosa fanfárrea que nuestro presidente hiciera en la ONU. Mas nada que decir en cuanto a eso, por favor. Particularmente, tu blog, me parece bastante "fresco", y con contenido muy variopinto y sustancioso. Sabes ? antes de ver estos blogs cristianos, solo pensaba que los blogs eran "tonterías de gente ensimismada que solo disfruta hablando sandeces", por eso la demora en entender el uso mas provechoso que se le puede dar a semejante recurso.

Conoci al hermano Daniel, junto con otro buen puñado de hermanos, en una publicacion eletrónica llamada NoticiaCristiana.com, del amado pais Chileno. Basicamente, es una especie de períodico digital en que se publicaban noticias relacionadas con religión. Cada una acompañada con un foro de opiniones, donde cada quien podia participar con su nombre o un pseudónimo. Ahi solía identificarme con cierto pseudónimo y normalmente se encendian unas muy provechosas discusiones de donde siempre habia algo que aprender. Lamentablemente, esos foros para el momento de escribir estas lineas, estaban cerrados. Algunos hermanos de los que nos conocimos ahí, decidieron seguir participando en otros foros, o como hizo Daniel: hicieron (o tenian) su propio blog. Desde entonces fui familiarizandome con esto de los blogs.

Ciertamente, siempre se conoce gente que tiene muchisimo para dar, y uno no puede sino darle Gloria a Dios, por toda la riqueza de perspectivas, conocimiento, amor, vision, dones, recursos que Él ha dispuesto de una manera maravillosa en cada creatura, por supuesto, contando tambien a quienes a un no se han decidido a aceptarle como Señor.

Pienso Orlando, que ciertamente es muy positivo que muchos hermanos puedan compartir de esta manera en la red, por supuesto, siempre apuntado a algo mas allá, que se consuma en manifestación palpable, evidente del Amor de Dios en la tierra a través de todos los que le reciban como Señor y Salvador.

Me despido con uno de mis pasajes favoritos: Salmos 1:1-3.
Un buen abrazo de un hermano y paisano.
Seguimos en contacto,
Raúl Campomás.

1 comentario:

Almacristina Villamizar dijo...

Excelente carta!